jueves, abril 06, 2006

RECOMENDACIONES PELICULERAS

- Sección: THE SHOW MUST GO ON



- CARÁTULAS DE LOS DUVUDÚS DE LAS PELÍCULAS "DE MI VIDA" -
Pues sí, hoy va de cine.
La culpa la tiene SU, que con tanta guía del ocio me ha tocado la neurona aficionada al cine (no voy a decir cinéfila, porque no controlo lo de "versión del director" y cosas así y si veo tres veces la misma película no caigo en que han cortado o alargado un diálogo - puedo probarlo si consigo anfetaminas para poder estar más despierta, pero creo que no me llama mucho la atención esta opción -.
Como estamos cercanos a la Semana Santa y no todo el mundo nos vamos de vacaciones a invadir Levante o Andalucía, para los que os quedáis en vuestro lugares de origen y ni soys de salir de procesión bajo palio ni de movidas religiosas de este tipo, pues ahí van 18 (por poner unas cuantas) películas que me gustan mucho mucho mucho mucho, por si os apetece alquilarlas, bajároslas con la mula (shhhhhhh, yo no he dicho nada) o regalármelas (jejeje)

DOGVILLE, (LARS VON TRIER, 2003) . Pues soy Grace, una hija vengativa que no perdona a causa de esta película. No es que la viera y me transformara, sino que es un homenaje al personaje central. Dura, seca y sin artificios. Un mazazo en la cabeza (en serio). Contundente.

AMERICAN HISTORY X (TONY KAYE, 1998) . Tema complicado el de la violencia neofascista y magnífica interpretación de Edward Norton. Con moraleja, pero se le perdona. Pedagógica.

BLADE RUNNER (RIDLEY SCOTT, 1982) . Basada en la novela de Philip K. Dick "¿Sueñan los andorides con ovejas mecánicas?" más que de ciencia ficción es pura metafísica existencial acerca de la identidad personal. Perfecta.

AMERICAN BEAUTY (SAN MENDES, 1999) . Tras ver esta película dejé a mi entonces pareja, pues me dí cuenta de que no quería llegar a los 40 fumando marihuana para olvidar mi vida estúpida y anodina. Sí, vale, no soy tan influenciable, leñe... ¿o le dejé tras ver "La vida es bella" porque él nunca supo hacer feliz a nadie ni con adversidad ni sin ella?. En cualquier caso, Kevin Spacey santifica al protagonista y el concepto de belleza como bolsa de plástico movida por el aire es un punto a destacar. Hermosa.

BREAKING THE WAVES (LARS VON TRIER, 1996) . Fue mi iniciación en el "dogma" y, aunque salí del cine mareada (para qué engañarnos), me enamoró la película por varias cosas, Emily Watson, en primer lugar, impresionante; la escena de sexo más "real" que he visto en el cine está en esta película, y no es "en acción" sino que se ve a la pareja desnudos en la cama jugando ella con el miembro ya fláccido de él, como una cosa normal, muy íntimo, impactante de verdad porque esas cosas tan naturales no se ven en el cine; la combinación entre música y cine, muy ligrada, y la historia, dura, brutal, tan conmovedora que no se puede llorar ni siquiera. Una revelación.

MI VIDA SIN MÍ (ISABEL COIXET, 2003) . Una forma diferente de entender que llega el fin, sin dramas, intentando vivir lo que queda, dejar organizado lo que quedará y con toda la tranquilidad e inocencia de una persona muy joven que, sin embargo, sabe lo que tiene que hacer. Tierna.

SOPECHOSOS HABITUALES (BRYAN SINGER, 1995) . Intriga y cine policiaco que no se parece a nada que hayas visto antes, ¿qué más quieres?. Ah, sí, de propina entran Kevin Spacey y Benicio del Toro... ¿no es suficiente?. Adictiva.

NADIE ME QUIERE (DORIS DORRIE, 1994) . Una treintañera alemana en plena crisis existencial obsesionada con la muerte y con que el hombre de su vida se lo traerá el destino. Suena a "Bridget Jones", pero esta chica no es una morsa ridícula amanerada (me perdonen los/las fans de Bridget Jones... y las morsas) sino un personaje que se hace real, que puede ser cualquier tía de 30 que viva en una ciudad europea. No sin ciertos toques de humor (negro) la historia hasta tiene un happy end... aunque diferente. Deliciosa.

DONNIE BRASCO (MIKE NEWELL, 1997) . Gansters con corazoncito (aunque maten por doquier) y sabuesos que acaban congraciándose con sus futuros detenidos. No es la típica historia de gangsters y policías, ni de mafiosos italianos y la familia y tal. Tiene su toquecito peculiar. Interesante.

EN EL NOMBRE DEL PADRE (JIM SHERIDAM, 1993) . Cine comprometido en una época en la que el IRA aún coleaba en el Ulster. Interpretación de Daniel Day-Lewis para los anales de la historia y en general una magnífica película. Imprescindible.

EDUARDO MANOSTIJERAS (TIM BURTON, 1990) . Un cuento de hadas burtoniano. Y con esto no habría que decir más. En el fondo es una especie de Frankenstein, crean al monstruo y luego quieren destruirlo... pero la belleza está en el corazón, bueno, en la nieve... Encantadora.

DE RATONES Y DE HOMBRES (GARY SINISE, 1992) . Sí señores, el Sargento de Forrest Gump y poli de CSY NY dirigió una película en el mismo año en que media España hacíamos cola en la Expo de Sevilla... Basada en una novela de Steinbeck, cuenta lo mismo que cuenta la novela. Magistrales interpretaciones de John Malcovich y del mismo Gary Sinise. La historia, por supuesto, no tiene desperdicio. Dura.

EL CLUB DE LA LUCHA (DAVID FINCHER, 1999) . Basada en la novela del controvertido Chuck Palahniuk (sí, SU, prometo leer algo suyo y luego te denunciaré al defensor del menor, jejejeje) es una historia de esquizofrenia autodestructiva, como poco, curiosa de ver. Impactante. Inquietante y sin concesiones.

UN LUGAR EN EL SOL (GEORGE STEVENS, 1981) . Un clasicazo de los 50 que sin moralismos ni tonterías te planta a Motgomery Cliff asesinando a una pobre compañera de trabajo a la que deja embarazada, y todo por ir a por el bombonazo que era Liz Taylor... Un dramón.

ARSÉNICO POR COMPASIÓN (FRANK CAPRA, 1944) . Comedia negra magistral. Atemporal y necesaria en caso de bajón anímico de esos repentinos. Cary Grant y su look de caballero perfecto e impecable no pierden lustre con el paso del tiempo. Desternillante.

SWEET CHARITY (BOB FOSSE, 1969) . Un musical también un tanto diferente, puesto que está ambientado en una especie de pseudoprostíbulo / local de strippers. Números musicales impecables, destacando el "Big Spender" (que copian así disimuladamente en el número "Cell Block Tango" en La película "Chicago"). Curiosa.

COWBOY DE MEDIANOCHE (JOHN SCHLESINGER, 1969) . Película mítica acerca de lo dura que es la vida para un chico de provincias en la gran ciudad. La interpretación de Dustin Hoffman es para dar saltos hasta que tengas hemorragias por los oídos y el padre de Angelina Jolie, John Voight, no demerece, que conste. No se puede uno morir sin verla. Necesaria.

BIRDY (ALAN PARKER, 1984) . Contando con que Mathew Modine en esta época era un bizcoho doradito, pero eso mejor ignoradlo... A lo que iba. Dos hermanos, el bizcocho y otro (interpretado por Nicolas Cage). El bizcocho está obsesionado con volar, y con los pájaros en general. Pero por surrealista que parezca mi comentario, es una película muy filosófica, con unos diálogos que no tienen ni una palabra de desperdicio. Intimista.

Si queréis más información, podéis encontrarla en FILM AFFINITY, si no encontráis el título en español ponedlo en inglés.

Y os dejo por el fin de semana, creo que ultimamente voy sobrada de charlones. ¡¡¡Hala, todo el mundo al videoclub!!!!!!
Feliz fin de semana.

6 comentarios:

LauraConChoco dijo...

A ti te tendría que haber conocido hace un año, cuando estaba haciendo una web sobre cine... ¡me habrías venido estupendamente!

Un besitooo

Agent / Su dijo...

Las que conozco, me encantan.
Veo que te estás haciendo una buena lista para proponer en meses posteriores ;)
Así me gusta ;) ;)a

GraceNoPerdona dijo...

Y votaré en tu web, si si

Jim dijo...

De las que haz puesto he visto solo tres, el club de la pelea sin duda es un film interesante, yo he visto esa pelicula cerca de unas 10 veces, la primera vez fue por ver a brad pitt, y las otras por la peli, si que me gustó

Besitos y hasta pronto byebye

Juliiii dijo...

De las que has puesto y que haya visto, estoy completamente de acuerdo (Sospechosos habituales, Blade Runner, El club de la lucha, En el nombre del padre). Me ha gustado mucho el post.

Anónimo dijo...

Pensaría que eres mi sosias si no fuera por la ausencia de La Vida de Brian