jueves, abril 20, 2006

DAR LA TALLA... O QUE TE LA DEN

- Sección: NOTICIAS NOTICIOSAS / ME & MYSELF

- POST SIN IMÁGENES PORQUE NO EM DA LA GANA PONER NINGUNA -

Dice la Ministra de Sanidad que hay que exigir a los fabricantes y a los modistos que unifiquen las tallas y que dejen de fomentar estereotipos de extrema delgadez, tanto en pasarelas como en "la vida real" (de nada vale que todo el mundo diga que estás normal y buenorra y tal, y luego en "Manolita's fashion shop" no tengan tu talla, por poner un poner). Bueno.
Siempre dicen, han dicho y dirán, mucho acerca de todo este tema, pero mientras no se tomen medidas más directas, todo seguirá igual.
Porque por mucho que me pongan la talla 42 o 44 en todas las tiendas, si ya padezco la enfermedad y voy dando traspiés de centro de salud mental en centro de salud mental, en los que me atiborran a ansiolíticos y no saben por dónde cogerme, poco podrán hacer por mí. Porque si paso de los 20 años y no hay una unidad de TCA para adultos en mi Comunidad Autónoma o provincia a la que poder acudir, poco podrán hacer. Porque si no se imaginan ni se plantean más medios para la prevención y el tratamiento de los que hay, poco podrán hacer. Porque si no se "desmitifican" desde los medios de comunicación la anorexia y la bulimia como enfermedades con cierto "glamour", poco podrán hacer. Porque si, además de mitificar, se sigue "acusando" (como si fueran delincuentes) de padecer anorexia a la modelo "X" o a la famosa "Y", poco están fomentando el hecho de que las personas que padecen la enfermedad y ya son conscientes de ello, tengan motivación para pedir ayuda.
Yo recurrí a la sanidad privada. Y muchas (la inmensa mayoría) de las personas que conocí con anorexia o bulimia, también tuvieron que hacerlo. Y no eran la mayoría niñas "bien", sino gente normal, de tu barrio y del mío, así que el gasto en terapia y centros privados afectaba al bolsillo familiar. Como yo ya era adulta e independiente económicamente, me lo pagué yo de mi bolsillo. Pero otras personas no lo son, o la propia enfermedad no les permite trabajar (sí, yo he sido de las pocas personas que no cogen bajas prolongadas, sea en el trabajo o en los estudios, porque mis ingresos hospitalarios o bajas eran por "daños colaterales" y de no más de dos o tres días... cada dos meses o así, pero en mi grupo de terapia había gente que llevaba de baja un año, medio, dos, ¿cuántos?, y os aseguro que tenían ganas de trabajar y de volver a tener una vida normal). No hay cobertura sanitaria pública.
Estoy cansada de palabritas de los diferentes Ministros de Sanidad cada legislatura, porque este tema es sólo una manera de pretender ganar popularidad entre las posibles madres-votantes en potencia preocupadas y desconocedoras de este tema., cuando la anorexia y la bulimia son temas que no se conocen desde las administraciones sanitarias y con los que se frivoliza y sólo se consigue que las personas que lo padecemos estemos desatendidos y seamos considerados por la gente que lo ve desde fuera como una panda de niñas ricas que juegan a ser modelos y que sacan buenas notas (lo de que la gente con TCA saca buenas notas y es brillante en los estudios es lo que te encuentras en TODA la información escrita que hay sobre el tema). Tiene huevos. No es así. Yo enfermé cuando no era niña, nunca he sido rica y las modelos me resbalan. Además mis notas eran a veces brillantes, a veces mediocres y a veces me suspendían hasta el recreo, pero ¿qué más da?.
Apunte: ahora que llega el verano, como todas las primaveras que recuerdo, comienzan los anuncios de barritas dietéticas, cremas reductoras, productos light con dieta y método de adelgazamiento adosado... vale, el que queire "comprar", compra, y el que no quiere no lo hace. Pero supongo que somso un negocio como otro cualquiera, y el hecho de que una cantidad considerable de personas estén en contínuo conflicto con su aspecto y con su cuerpo (con el consiguiente rechazo a todo el resto de su personas que esto supone y el riesgo de padecer un trastorno alimentario que va juntito y pegadito a todo esto) no significa más que una cantidad considerable de potenciales consumidores de un cierto tipo de productos, que, oh milagro, se venden como churros.
También sería muy interesante que se hicieran con más frecuencia y con menos paños calientes, jornadas en colegios, institutos y universidades sobre prevención. Porque a mí, que ya lo he pasado, me da lo mismo, por mí en concreto ya no pueden hacer nada, pero no me gustaría que mis sobrinas lo pasaran, ni mis hijas, ni las crías de mi vecina...
Y, sobre todo, que se dejase la hipocresía en el cajón de las patatas, porque si se pone a Victoria Beckham como el paradigma de la adulta anoréxica rica y envidiada... que también se tenga en consideración que sin maquillaje y sin ropa de "a 6000 euros la blusa", sólo es una chica enferma, y que sus dientes, su hígado, su corazón, sus riñones, sus huesos, su piel, su pelo y, sobre todo, su cabeza... ya no serán lo mismo jamás.
Eso es lo más triste, que después de algo así, nada es lo mismo.
Doy fé.
En eso habría que insistir mucho, en que hay un antes y un después (si es que acaba alguna vez) de un TCA. Y, desde el "después", encontrar o no una talla 42 te da lo mismo, pero, por supuesto, sabes que en el "antes", poder encontrar una talla 42 no es SUFICIENTE.

12 comentarios:

Agent / Su dijo...

Que te voy a decir, si no darte la razón, kiya.

No es que no esté yo a favor de todos los talajes ¡ya! pero es buena verdad que se llenan la boca hablando (y haciendo como que solucionan) esas menudencias, y luego lo gordo nada de nada. La gente no cooge un TCA por una talla inexistente... es verdad que puede joder más, o si ya estás tocadita terminarte de torcer, pero ni es la causa ni, por supuesto, poner la talla es arreglarlo.

En fins.

Maki dijo...

Ahora en todos los centros comerciales dicen que tienen todas las tallas... sí la tienen pero es enana y tienes que comprarte 2 tallas más... ya hay tallas 44, 46 y 48 en todas las tiendas, pero que tallas?... siguen haciendo tallas para muñequitas.. pq si la que tiene una 42 se tiene que comprar una 46 ya me dirás tú...

(Nota de humor)
Mi madre siempre anda detrás mía para que me ponga a dieta... yo le digo que no me hace falta, porque parezco anoréxica... me mire por donde me mire me veo gorda... ojalá todo el mundo se tomara los kilos de más con la misma tranquilidad que me lo tomo yo... con lo bueno que está el comer...

Las modelos, sí se les echa la culpa de que están anoréxicas y lo lucen, pero en uno de los últimos desfiles importantes, dijeron que los diseñadores le exijian estar así y que incluso variaron las tallas que tenían por una más para que no les echaran la bulla.... hasta que midieron a las modelos... las niñas que quieren ser modelo, lo quieren ser a costa incluso de su salud..

Saludos...

Pd: que palabrita mas dificil de copiar, para una miope como yo.. se me juntan las letras..

myrna dijo...

es un timo, no hay tallas más grandes, simplemente que no corresponden a la talla normal que existio antes. Imaginate si antes era la 44 y resulta que con las nuevas tallas te compras la 50, crea conflictos emocionales y se piensan que estan regordas y no es asi... ese es el problema grave.
besitos musicales.
PD. Me gustan las denuncias en los post.

Darklittlemoon dijo...

Este tema es la historia de nunca acabar, y hablan y hablan y nunca arreglan nada. A mi me tienen harta y cansada. Que en las tiendas deberia haber absolutamente todas las tallas ya no habria ni que decirlo ( cuando digo todas digo dsd 34 a 48 reales para no putear a nadie). Y se limitan a dar la brasa con eso en lugar de arreglar el sinsalud que está como está y así andamos que parecemos pelotas del pinball haciendo el gilipollas, pq teniendo más de 18 años eso es lo que parece que hagamos en tratamiento, y si "somos" veteranas en el tema, pues aún más. Yo en las terapias de grupo me veia siendo entre las veteranas de las "jovencitas" con mis 25 añazos bien puestos, mirandome en los ojos de mis compañeras de bulimia de 40 años y viendo como las terapeutas miraban para las niñas de 18 que llevaban poco más o menos un año. Conclusión: Yo creo q ni ellos mismos saben que coño hacer con nosotras.

Dios que rollo te acabo de soltar, perdoname:S:S

valentina dijo...

Bravo..
Yo no puedo hablar desde la experiencía personal de haber sufrido una de esas enfermedades,pero es cierto que me siento rara,cada vez que voy a comparme ropa y no entro en la talla grande....y es entonces cuando empiezo a pesarme y a fijarme en esos anuncios que mencionas..
Es cierto que deberían emplear más medios sobre todo en la prevencion..y ayuda si ya no es posible prevenir.
Besitos.

la bruji dijo...

Yo creo que el tema es más profundo y más complejo que el simple hecho de encontrar tallas o no. La solución pasaría por una transformación social en profundidad. Para empezar, que desapareciera ese canto a la eterna juventud y a la belleza en general, para proseguir que las mujeres dejaran de considerarse objetos de deseo que tienen que estar monísimas de la muerte y tener unos envoltorios perfectos y asumir que simplemente somos seres humanos con virtudes y defectos

kisses!

Andrea Recol dijo...

He leído con mucho interés tu post. ¿Por qué crees que comienza esta enfermedad? Yo siempre he creído que es por no parecerse al esteriotipo que nos enseñan los medios. Pero tú dices, que te dan igual las modelos.

Lo de las tallas lo he vivído yo, después de dar a luz, sólo podía ir a tiendas de señoras mayores. Hasta que volví a la talla 42, que es la mía. Jodidillo. Besitos y cuídate princesa

LauraConChoco dijo...

Menudo temita... para empezar creo que es este tipo de cosas sólo puedes entenderlas de verdad cuando las has vivido, por eso para mí este post tuyo, en primera persona, es muchísimo más ilustrativo que cualquier reportaje por expertos ¿? que pueda leer en cualquier revista más o menos seria.

Y luego tratas el tema de los medios de comunicación, que nunca sabemos a ciencia cierta en qué medida influyen en aspectos como el culto al cuerpo, el machismo, la mujer como objeto... (es que es como un círculo cerrado... la sociedad es machista porque la publicidad así nos lo enseña o la publicidad se aprovecha del machismo que impera en la sociedad porque así son más efectivos sus mensajes? Si una sociedad es machista, una publicidad machista tendrá más efecto, ¿no?)

En fin, no quiero divagar... pero es que me haces pensar ;)

Un beso! (ahhh, los anuncios de productos de esos pa mí que están tooooodoooooo el año, jajajaja, aunque es verdad, en verano es ya exagerado)

Adrian dijo...

Estoy de acuerdo contigo. Utilizar a la mujer contra si misma, en el sentido de (casi) obligarla a ofrecer una imagen, a base de decirla que la sociedad no la aceptara tal y como es, desde luego no hace bien a nadie.

Boneca do gelo dijo...

A mi me ha costado bastante aceptar mi cuerpo. "Desde que te conozco que estás a dieta", me dicen, pero aun así nunca he estado delgada.

Ahora me gusto más que cuando era joven, aunque ya no esté tersa como antes, y mis curvitas hasta me hacen gracia. Pero tampoco quiero cambiar de talla.

No creo que este problema de TCA vaya a solucionarse, no mientras sigan promocionando modelos esqueléticas y planas.

Un beso

Peasho dijo...

Porque no vamos todos en pelotas y ale!!!!.... Que más da una 38, una 44 o una 52.

En eso los hombres y mujeres de la prehistoria no ganaban en inteligencia.... y se supone que los listos somos nosotros....

Y besito y gran post...

Jim dijo...

Mucha razón tienes en eso de la prevención, el sistema educacional debería hacer algo frente al problema, besitos y hasta pronto byebye