miércoles, mayo 10, 2006

A PROMISE IS A PROMISE...

- Sección: ME & MYSELF


- FOTO DE MIS NUEVAS LLAVES -


Debo ser de una especie en extinción, o lo mismo me embarga la duda porque me estoy extinguiendo en mí misma.... bueno, cada segundo que pasa me queda u segundo menos de vida, así que, sin ánimo de ser agorera, algún día me extinguiré, pero antes de meterme en mis soliloquios surrealistas, voy al tema, que siempre se me acaba yendo la cabeza a otro sitio.
Decía que debo ser una rara (sí, era eso lo que quería decir) porque me importan ciertas cosas que parece ser que no le importan a demasiada gente.
Una de esas cosas es cumplir mi palabra.
Vale, no es que el niño Jesús me vaya a casitgar o que el ratoncito Pérez no me vaya a dejar dinero bajo la almohada (podría ayudarme a pagar la factura al dentista, pero ese es otro tema), pero sí es cierto que me sabe mal cuando no puedo cumplir mi palabra o cuando no puedo resolver algo a otra persona.
Trabajo en soporte. eso supone que a diario, muchas personas se dirigen a mí para que les ayude. A veces es posible, la mayoría, pero otras no. A veces les mandaría al garete porque me hacen preguntas y peticiones de lo más peregrino [ej: si un documento está protegido con contraseña y no tengo la contraseña, ¿puedo abrirlo?... hombre, pues...], pero me sabe muy mal cuando siento que no tengo los suficientes conocimientos, o cuando no me da tiempo, o cuando por N razones les dejo desatendidos.
Y eso lo extrapolo a mi vida cotidiana fuera del trabajo y estamos en las mismas.
Siento una impotencia tremenda cuando no tengo la palabra, la solución, el remedio, para quién pide mi ayuda o mi opinión. Siento que es "mi deber" tenerlo, y me estreso sobremanera si soy incapaz de aclarar una duda, de solventar un problema o de dar un apoyo moral.
Sobre todo si es a las personas más cercanas a mí.
A ver, no es que tenga vocación de "Carmelita descalza", más que nada porque el celibato y andar sin zapatillas por la vida no son cosas que me atraigan, pero sí que es cierto que tiendo a ayudar y a involucrarme.
y eso a veces me crea conflictos morales. Porque sólo soy una persona y no soy infalible ni incombustible.
Y me ocurre igual cuando por circunstancias tengo que faltar a mi palabra o a una promesa.
Por eso cada día hago menos promesas.
Y por eso cada día utilizo menos frases hechas del tipo "te voy a querer siempre"... porque el siempre y el nunca se han relativizado demasiado desde un tiempo a esta parte y porque no quiero traicionar a nadie. Empezando por mí misma.

Por otra parte, ya no tengo Internet en casa. De hecho, hasta que no me den línea de teléfono y, después, pueda contratar una conexión a Internet, os iré leyendo y respondiendo y visitando desde el trabajo cuando me sea posible(esto no lo habéis leído y yo no lo he escrito jamás). Esta tarde haré el reportaje fotográfico de mi casa y lo iré mostrando al personal.
Me he cogido días libres para adecentar y pintar paredes y, hasta el martes que viene, estaré dejándome lo poco que me queda de energía en ello.
Pasaré a visitaros si los padres del pimpollo me dejan su ordenador un ratín.
Sed felices.

9 comentarios:

valentina dijo...

Me gusta el llavero...
Y me gusta eso de que ayudes a la gente..
Besitos.

Jim dijo...

Esto de escribir en un blog me ha hecho descubrir algunas de mis rarezas, aunque que creo que no son tan raras por cierto, como las tuyas jiji, lo fantástico de esto es poder reconocerce, bonito llavero.

Besos y hasta pronto byebye

Ainhoa dijo...

tu post anterior me ha emocionado.
Me alegro mucho por ti.

Espero que nos veamos la semana que viene!

muchos besos

Boneca do gelo dijo...

A mi me pasa lo mismo respecto a las promesas, me quedo muy mal si no puedo cumplirlas o no he podido ayudar a alguien cuando me lo han pedido. Y por eso suelo hacer lo mismo: prometer cada vez menos, y más si imagino que no podré cumplirlas.

Felicidades por tu piso, sé muy bien la ilusión que hace que te den las llaves.

Peasho dijo...

No somos super heroes salvadores del mundo... Si tienes la intención de querer ayudar, ya es un tanto a tu favor.

Cuidado con los colores de las paredes, que son traicioneros: crees que son "así" y cuando se ha secado la pintura son "asá" ;-P

Un besito!!

Julio dijo...

Me parece que lo tuyo no tiene remedio; seguirás involucrándote toda tu vida. De todas formas, pienso que es más agradable ser así, que no pasar de todo.
Un abrazo

Andrea Recol dijo...

¡Qué alegría! Ya con casita. Poco a poco, ya verás que todo se va arreglando. ¡Enhorabuena! Besos miles

LauraConChoco dijo...

Grace, ¡eres humana! No puedes saberlo todo ni solucionarlo todo, sino, te subastaríamos y llegaríamos a ofrecer por ti cuantiosas sumas, jejeje (que nooo, que tú vales mucho igual, tonta!!!)

Un besito ;)

Anónimo dijo...

A pencar en casita , tralaralaritaaaaaaaa.

Aix, seguro que va a quedarte mu linda guapisimaaa

Darklittlemoon