miércoles, mayo 17, 2006

A DAY IN THE LIFE

- Sección: ME & MYSELF




- FOTOS HECHAS POR MÍ MISMA DE NUESTROS PIES FRENTE A LA PANTALLA TOMÁNDONOS UN DESCANSO Y DE LA TARDE CAYENDO FRENTE A NUESTRA CASA (MENUDA LECHE SE METIÓ) -


Estábamos rendidos. Así que no tardamos mucho en dormirnos. Ha sido algo más de una semana echándole más de 12 horas de curro a la casa (pintar, limpiar, poner lámparas, preparar cosas, llevar más cosas....) y anoche, con una caja de cartón como mesa para la tele y unas sillas de plástico que nos han prestado para poder sentarnos en alguna parte, nos liamos la manta a la cabeza y decidimos que ya nos quedamos, que es nuestra casa y que nos quedamos, que para eso está. Así que anoche fue nuestra primera noche de "minifamilia primeriza".
He hecho fotos del estado de las paredes antes, durante y después del proceso de pintura, que más bien ha sido de restauración.
Y de mi vida cotidiana poco más que contar porque no quiero aburrir a nadie con mis movidas de ser humano que vive entre cajas de mudanza y sin cuerda de tender la ropa.
Me gusta pintar. Es un poco cansado después de unos días, pero me gusta. Ves los resultados pronto, puedes pensar en lo que te dé la gana y las paredes no se quejan por estupideces, como la mayoría de los ingratos asquerosos, digo usuarios, a los que atiendo día a día como "helpdesk"...
Y pienso, y sigo pensando, mientras suenan los "Red Hot" y los vecinos del segundo me miran como si una mujer encaramada a una escalera pintando un techo y cantando fuera un fenómeno paranormal...
Pienso en gente, en personas a las que conozco o creía conocer y que no comparten mi ilusión y mi alegría en estos momentos, porque sólo parece que existo para ellos (o que he existido) cuando podían compadecerse de mí, porque tienen demasiado rencor hacia el mundo en su interior. Pienso en esos amigos con los que te dejas la piel en ocasiones y que siempre tienen palabras de reconocimiento... para otras personas. Pienso en los familiares de moral rancia que se echan las manos a la cabeza porque reconoces abiertamente y en público que follas y convives con tu pareja sin iglesias ni jueces de por medio, y se santiguan y todo cuando encima dices "y soy feliz". Pienso, en mis compañeros de trabajo, en la gente que se critica por la espalda y pro todos los lados, en la falsedad y en el aislamiento que me ahogan a veces durante 9 horas de lunes a viernes.
Y pienso, no sé por qué, en que me veo bien ultimamente, no me ataco a mí misma más de lo medianamente aceptable y hasta me sonrío en el espejo. Pienso...
... y se me viene a la cabeza casi toda mi vida. Eso que dicen que ocurre cuando te mueres y que te pasa por delante de los ojos como en una película. Lo mismo me estoy muriendo (de cansancio, será) y no me he dado cuenta... lo mismo empiezo a estar viva y de eso no te avisa tampoco nadie.
Pienso... en que hoy vuelvo a mi casa, en que anoche fue mi primera noche allí, en que las cosas ocurren cuando menos lo esperas y del modo menos previsto.
Y pienso en que, muchas veces, me ha parecido que el tiempo estaba detenido, que sólo avanzaba para los demás y que yo seguía dando vueltas como los borricos de antaño, alrededor de una noria, sin moverme del mismo círculo, sin parar pero sin avanzar...
... pero tengo más arrugas, no sólo en la cara y, de repente, parece que todo ha cambiado, lo que ocurre es que no ha sido de repente sino progresivo, sólo que me he dado cuenta ahora.

4 comentarios:

Boneca do gelo dijo...

Está muy bien que todo haya cambiado para bien, aunque sea lentamente y sin apenas percibirlo. El hecho de disfrutar de una pareja con quien compartir una casa, la ilusión de decorarla, el pintarla (aunque ya conozco el cansancio que ello conlleva), pero... ¿y lo bien que te sientes cuando vas viendo los cambios?, todo eso proporciona una serenidad que te ayuda a superar momentos difíciles en tu trabajo o con tus conocidos.

Yo llamo a veces a "Helpdesk", espero no resultar ingrata cuando lo hago, jaja.

Un beso.

Julio dijo...

Si eres feliz, eso es lo importante. Allá los demás con su infelicidad. Yo les digo a mis hijos: lo único que no os perdonaría es que no fuerais felices.
Un abrazo

valentina dijo...

Sabes??..Yo también te veo muy bien..
Besitos.

LauraConChoco dijo...

Grace, Grace, ¡que te nos estás poniendo mu mística ya, eh?! Jajajaja, pero está bien que aproveches y disfrutes tanto lo que te está pasando.

Me encanta la foto, me surgiere una imagen muy veraniega (claro, bastante obvio si tenemos en cuenta que en invierno a ver quién es el chulo que ve a Matías sin calcetines :p)

Un besito!