lunes, marzo 27, 2006

LEÍDO EN EL METRO DESDE ENERO

- Sección: THE SHOW MUST GO ON

- ESTE POST LLEVA LAS ILUSTRACIONES CADA UNA EN SU LUGAR -

La verdad es que esta semana me ha sido imposible escribir por falta de tiempo y de concentración, pero tenía pendiente un post con todo lo que me he leído ultimamente, no para dármelas de ávida lectora, que lo soy, pero eso no tiene ningún mérito, ni para dármelas de nada, sino simplemente porque creo que son libros interesantes y por compartirlo con vosotros.
Empezamos por el más truculento:

LUNA PARK, Bret Easton Ellis.
Por si a alguien no le suena, este es el señor que, allá por los 90 escandalizó a medio mundo (a nosrteamérica, claro) con su "American Psycho" llevado años después a las pantallas y protagonizado en ese caso por Christian Bale. "American Psycho" era la historia de un broker de bolsa aburrido de su vida y de todo en general, que encuentra en las ejecuciones a seres humanos (ya algún que otro pájaro y algún que otro perro) una manera de expresarse. Y digo que si se expresa, vamos, que se carga a todo Dios y con todo lujo de detalles sobre los ruidos que hace la piel, carne, vísceras, sangre al gotear, rasgarse, explotar dentro de un microondas, etc.
Fue un poco antes de que Jose Angel Mañas publicara sus "Historias del Kronem", y siempre encontré que Mañas imitaba a Ellis en el estilo narrativo de frases cortas y frialdad descriptiva (yo sé lo que digo, no me llaméis pedante, leñe) y que quería ser el cronista de los pijos españoles aburridos de todo, aunque sin ejecutar a nadie, bueno, al menos voluntariamente...
A lo que iba, que me pierdo... En "Luna Park" Ellis narra una falsa autobiografía en la que él es un personaje más de la novela, en un mundo de pijos de alto nivel, con casas de muy alto nivel y hasta hijos en edad preescolar a los que ya les prescriben Prozac los pediatras... aunque el ambiente de la novela llega a ser inquietante y paranóico, parece ser que tras "Menos que cero" y "American Psycho" este señor no encuentra la inspiración... no, no, y sin esas descripciones cortas en plan hachacitos pequeños pero contundentes de sus primeras novelas, a mí, por lo menos, no me cuaja. Lo he terminado, pese a que es un libro grandecito. No lo recomiendo porque no me ha gustado, no me ha aportado nada. Ni siqueira el ligero desasosiego en el que a veces te sumerje acaba de atrapar. Es una especie de mirada del señor Ellis a su propio ombligo y poco más.
Sigamos...

ESTACIONES DE PASO, Almudena Grandes.
Me confieso admiradora de esta mujer. Vale, seré una ñoña o lo mismo no tengo más valor como lectora que los que devoran "El código Da Vinci" y dicen "... pedazo de obra!", que posiblemente no lo tengo, pero me da igual.
Confieso que la juzgué mal y la etiqueté como "escritora para regalar a tías de más de 50 años solteras y a suegras que leen a Ken Follet". Pero... me equivoqué.
Esta mujer me atrapó con "Atlas de geografía humana" y anteriormente con "Te llamaré Viernes".
Con mayor o menor tino con las historias, lo que no se le puede negar es que conoce el alma humana, o al menos sabe escribir acerca del alma de las personas, lo cual no se puede decir de todo el mundo. En "Estaciones de paso" nos ofrece 5 relatos cortos protagonizados por adolescentes, cada uno independiente de los otros, cada uno con su peculiaridad que le enseñará un poco del futuro mundo adulto que les espera. No es brillante, pero se deja leer.
Me quedo con la segunda historia "Tabaco y oro", no porque sea la mejor, sino porque cuenta la historia de una chavala de 18 años que trabaja en una tienda de alta costura (cualquiera de Serrano u Ortega y Gasset) haciendo arreglos a las clientas y ve, desde su mirada de chica de barrio, el mundo de las personas que trabajan y compran en esa tienda. Y tiene que protejerse de ellos y hasta portejerlos de ella. Viene a decir que cada uno tenemos nuestro sitio, o lo mismo no es lo que viene a decir, pero a mí es lo que me ha dicho.
Ni lo recomiendo ni lo dejo de recomendar.
No es lo mejor de esta mujer. Pero no es lo peor que he leído, que conste.

FREAKONOMICS, Steven D. Levitt y Stephen J, Dubner.
Estos dos señores ayudados de las ciencias econçomicas y de las ciencias sociales exploran nuiestro mundo cotidiano contándonos evidencias en las que no reparamos, como la relación entre la legalización del aborto y el porcentaje de actos delictivos, las tretas de los agentes imobiliarios para vendernos la moto (mejor dicho, la casa... ay, si yo os contara...) o la influencia de los padres en la educación de los hijos bajo un punto de vista diferente.
Lo más curioso de este libro, todo, la verdad, aunque a mí lo que más me ha llamado la atención es la relación entre los nombres y las posibilidades de contrato en una empresa.
Se lee bien y resulta ameno e interesante. Recomendable.

VERONIKA DECIDE MORIR, Paulo Coelho.
No he leído nada más de este señor. Nunca me ha interesado, la verdad. Me compré el libro porque una serie de personas me habían hablado mucho de este libro, y ya me picaba tanto la curiosidad que por 6 euros en "edición guarreras" de bolsillo, no pude resistirme.
Empieza bien, narrando cómo Veronika decide morir, como el propio título indica, y cómo lo lleva a cabo. Primer "pero". Si se toma todas las pastillas que dice el libro que se toma, la decisión era irrevocable, porque yo con menos y dos cubatas, casi me voy al otro mundo saludando con la manita en una noche de otoño de hace unos cuantos años, y juro por mis muelas que no fue un intento de suicidio sino simple y llana irresponsabilidad y desidia de mí misma, pero esa es otra historia.
Después del intento de suicidio, Veronika es internada en un sanatorio mental, y esta es la parte que me gusta, la reflexión sobre la locura, sobre cómo se comportan los locos cuando les importa tres leches que los consideren locos o no, en realidad, sobre la libertad y sobre la represión moral y emocional a la que nos autosometemos. Esta parte me gustó mucho.
A continuación el desenalce fastidia todo, al menos para mí. Le quita credibilidad a la historia y al personaje. Y me jode el libro, así de claro.
Ni lo recomiendo ni lo dejo de recomendar. Me decanto por que se lea, pero se abandone antes del final.

UNA PALABRA TUYA, Elvira Lindo.
Pues esta señora sorprende cuando deja a Manolito Gafotas en paz y a la gente de Carabanchel, hombre, que ya está bien, que Carabanchel es más que Manolito Gafotas, Rosendo y Santiago Segura... bueno... ahora mismo es un barrio grande de la zona sur en el que los vecinos al menos tiene sangre suficiente en las venas como para arrancar los parquímetros y salir a la calle a protestar.
Bien, como iba diciendo, Elvira Lindo sabe escribir y no lo hace mal.
Ya me enganchó con "El otro barrio", y ahora "Una palabra tuya", aunque en principio cuente algo poco creíble, a mí por lo menos eso me ha dado igual y me lo he acabado creyendo porque los personajes han llegado un poco más adentro de las retinas que leen sin más.
Me ha gustado la historia de amistad, me ha gustado el sabor acre en ocasiones y la esperanza y la desesperanza mezcladas a partes iguales, como la gente cuando va en el metro, inmigrantes, oficinistas, parados, delincuentes... es un poco eso de "por el portal de Belén pasa la vida" pero a menor escala. Es una historia de amistad. Y acabé con lagrimita en los ojos y todo.
Si no has vivido en Carabanchel no lo vas a entender, pero lo mismo si has vivido en Fuenlabrada, Vallecas o Villaverde...
Recomendado para todos los de la zona sur de cualquier parte (me incluyo yo).
LA TIERRA ES PLANA, Thomas Friedman.
Este buen señor, periodista avalado por varios premios Pullitzer, hace una apología de la globalización y la explotación de la mano de obra barata y el outsourcing de cualquier tipo, argumentando que, si no existiera este "outsourcing" muchas personas en India, China, Taiwan, etc, no tendrían un trabajo digno. Y yo me pregunto qué entiende un señor que está cómodamente sentado en su despacho escribiendo en un pc de última generación acerca de jornadas laborales inhumanas, instalaciones mal acondicionadas y sueldos míseros.
Me parece ofensivo.
Eso sí, es lucrativo. Así que la batalla está perdida de antemano.
¡Viva Cristobal Colón por redondear este planeta!

Y tras toda la brasa literaria que os he dado, acabo con una frase del libro de Almudena Grandes: "nadie comprendía mi postura, precisamente por eso no podían traspasarla". Y así es como me siento yo en mi trabajo, y al principio me causaba cierta tristeza, pero ahora me da lo mismo... en fin...
Ah, y ya tenemos casa, por fin... y he dado de baja la conexión a Internet desde casa de mis padres y ando por ahí pidiendo cajas para empaquetar mis cosas y me conecto desde el trabajo para leeros y escribir cuando puedo y... qué narices, estoy ilusionada, contenta y sin un duro, y feliz.


ESCUCHANDO: "Strangers" (Portishead)
LEYENDO: El periódico....

6 comentarios:

LauraConChoco dijo...

De todos, sólo he leído el de Veronika decide morir, y coincido 100% contigo, incluso en lo de que es lo único que he leído de este hombre y lo hice porque varias personas me habían hablado bien del libro :p Me esperaba más...

¡¡ENHORABUENA POR LA CASA!! Y me alegro de que estés tan ilusionada ;) Te lo mereces.

¡Un besito!

Agent / Su dijo...

De Almudena sólo me he leído Lulú, el otro día me pusieron un trailer de la última peli basada en un libro de ella, y me entraron ganas de más.

Boneca do gelo dijo...

Está muy bien eso de que nos recomiendes lectura. Ýo antes leía mucho (antes de caer en el vicio de leer tanto blog), y cuando quiero volver a hacerlo, a veces no estoy muy al día de lo que hay.

Jim dijo...

Cuantos libros, interesantes comentarios aunque solo conozco el de Veronika decide morir, y tampoco me gusto mucho que digamos, aun no encuentro un libro que me guste completamente.
felicidades por lo de la casa, se te ve feliz jiji
Besitos y hasta pronto byebye

Juliiii dijo...

Leyéndote me he dado cuenta de que te envidio. Con esto de las opos tengo aparcado del todo lo de leer. Lo tengo prohibido. Todo lo que no sean apuntes y libros de texto, no pasa por mis ojos.

A mí Atlas de geografía humana me encantó. Es lo único que he leído de Almudena Grandes. Me pareció muy buena, de esas novelas que te dan pena acabar porque te engancha el universo de las 4 mujeres y quieres seguir más tiempo con ellas.

Un beso

Maki dijo...

Enhorabuena por la casa, ya nos contarás...

Y gracias por las recomendaciones las tendré en cuenta...

Saludos