miércoles, marzo 08, 2006

HABLANDO DE SERIES...

- Sección: THE SHOW MUST GO ON






- FOTOS CAPTURADAS EN LA WEB DE LOS SEÑORES HUGH LAURIE (HOUSE) Y ROB MORROW (NUMB3RS) -

Lo cierto es que no veo mucha televisión.
No, no es por dármelas de culta e intelectual, que podría decir una compañera mía de trabajo. Es porque, en realidad, no tengo tiempo y/o prefiero hacer otras cosas, como meterme en mi habitación y no oir a nadie o simplemente hacer las tareas de la casa, preparar lo del día siguiente y (entonces otra vez) meterme en mi habitación y no oir a nadie.
Desde que me separé y volví a casa de mis padres el comedor ha sido el territorio compartido que menos comparto, no porque tenga algo en contra de mis señores progenitores, sino porque, la verdad, prefiero (por tercera vez) meterme en mi habitación y no oir a nadie.
Pero, a veces, sobre todo si ya están acostados, sí que veo alguna cosa. Poco, hay que reconocerlo. Pero alguna cosa.
Las series españolas (nadie lo entienda por desmerecer el producto nacional) no me gustan. Si acaso lo más decente en cuanto a diálogos y tramas era "Hospital Central", lo ví dos o tres veces, pero coño, como se moría hasta el tato, no consiguió engancharme. Además, en las series españolas se tiende a meter tramas románticas y sexuales entre compañeros, sean médicos, profesores, policías o vendedores de palomitas. Y no digo que en el ámbito laboral no haya líos, que los hay, pero, tanto tanto... Hombre, las series de televisión no tiene por narices que reflejar la realidad, pero es que se pasan, porque da la impresión de que uno va al trabajo a ligar... .
Si me pusieran una serie en la que una treintañera separada a la que su ex pareja ha dejado sin un duro y que tiene que volver con sus padres, además no encuentra piso y de vez en cuando tiene obsesiones recurrentes con el paso del tiempo y/o su pérdida sin remedio, probablemente odiaría al personaje y pensaría que de qué va esa estúpida, que si hubiera tenido [cojones] narices, en vez de dejarse manipular por un hombre, le habría dado su merecido o le habría dejado mucho antes... pero claro...
Creo que no buscamos eso en una teleserie. Sólo evasión y distracción.
Yo ni siquiera busco personajes con los que identificarme, a lo mejor por eso las series familiares con personajes de todas las edades y condiciones no me dicen mucho. De hecho no aguantaba "Médico de familia" ni a Emilio Atragón.
Siempre me han gustado otro tipo de series, más "surrealistas". Mis favoritas fueron "Doctor en Alaska" aprincipio de los 90 y, más recientemente "A dos metros bajo tierra". Al menos los personajes tenían cierta gracia y ciertas peculiaridades, y las tramas eran entretenidas.
Después llegó super Jack Bauer (Kiefer Sutherland) y en "24" horas me tuvo en vilo, sobre todo por una manera diferente de hacer una serie al menos en lo que a desarrollo del tiempo se refería. Los malos seguían siendo muy malos, y los buenos muy buenos, y los daños colaterales inevitables y muy jodidos.
Y mientras tanto, también ví algo de "CSI" (del de Las Vegas) y, tras una temporada, perdí el interés. Tanto descuartizado, tanto cadáver en la mesa de autopsias lunes tras lunes se me hacía repetitivo. Es lo que tiene no ser muy teleadicta, que no tiene uno paciencia para ver lo que ya ha visto demasiadas veces. Ahora los martes es el único día que veo televisión, estaba tomándole aprecio a las borderías recalcitrantes del Doctor "House", en Cuatro, pero me temo que al menos durante unas semanas más, (porque tengo que ver unso cuantos capítulos más para decidiro si sigo o no viéndola) tendrá que compartir mi tiempo de televisión con el Ex-Doctor en Alaska metido al FBI en "Numb3rs" con hermano matemático y demás.
La serie viene avalada por la dirección de los hermanos Scott (Ridley y Tony) y trata de un agente del FBI (Morrow) que soluciona los casos con la ayuda de su hermano pequeño (un freak de las matemáticas y de las ecuacciones, de mucho cuidado). A todo esto, el profesor del hermano es Peter McNichol (el bizcochito de "Ally McBeal") pero un pelín estropeadete el pobre.
Así que, los martes por la noche los comparto entre dos mozos (bueno, no tan mozos ya) que, personalmente, me parece que tienen su punto interesante.
No es que sean ninguno de los dos actores (Rob Morrow y Hugh Laurie) unos "galanes" ni unos guaperas al uso, de hecho ni siuiera al desuso. Pero Morrow tiene (para mí) el atractivo de los "vecinos del tercero" (tipos normales con su puntito peculiar) y Laurie el atractivo de los maduritos que no pasan por cirujano ni por ortodoncista.
Me gustan las series un poco diferentes.
Y me gustan los hombres un poco diferentes.
Los guapos guapísimos me resultan como el jamón york... muy bonitos de ver, pero insulsos. Y el pimpollo y mis amigas pueden decir la misa en griego, que a mí los guaperas oficiales no me motivan. Ni tampoco me motiva ver "Los Serrano", ni "Aquí no hay quien viva", ni siquiera "7 vidas"... no es por despreciar el producto patrio, ni es por despreciar a los guaperas tampoco, es que...
hay gustos para todo... ¿no?

ESCUCHANDO: "Hungry heart" (Bruce Springsteen) [Que noooo, que no estoy nostálgica con las canciones que escucho ultimamente, que nooooo...]
LEYENDO: Sigo descubriendo los motivos por los que "La Tierra es plana", y sí, me está gustando el libro.

5 comentarios:

Agent / Su dijo...

Estoy totalmente enamorada del doctor House.
Solo puedo decir eso :P

Peasho dijo...

Compartimos la afición a no ver la televisión....
Cuando hace 2 años empecé a vivir sólo, se me "llevaron" la tele y desde entonces tengo una pequeñita que me han dejado y que no tiene mando a distancia y otra que me dejó mi hermana, a la que la voz se le sube al máximo en cuanto la enciendo...

Total, 2 teles que no funcionan bien y opté por no verla... Me aostumbré a ello y me evado escuchando música o tacand 4 acordes a la guitarra...

En cuestión de series, he de decir que no veo ninguna.. Nada de nada... No me atrae ninguna...

Dammy dijo...

Hasta hace cosa de 9 meses (lo que llevo conviviendo con mi novia), apenas veía la tele alguna noche suelta (muchas veces sin volumen y con la radio o música puesta), pero desde que estoy viviendo con mi novia pues la historia suele ser, llegar, limpiar los platos y cacharros que hay (no tengo lavavajillas), preparar la comida del día siguiente y la cena, algunos días pasar un poco la escoba para quitar pelos de animales y ya, finalmente, mientras cenamos y posteriormente, cuando nos metemos en la cama, nos ponemos la tele para que nos acompañe en nuestro viaje con morfeo.

Zero Neuronas dijo...

Je, je. Debo decirte que soy uno de los guionistas de Hospital Central, y me ha gustado lo que has dicho de la serie, pues aunque se ve que no te gusta mucho todo el rollo "culebronero", al menos no minusvaloras nuestro trabajo y lo que dices lo dices con coherencia. Es que hay mucha gente que nos critica un poco porque sí, aunque debo reconocer que también hay muchísima gente que nos sigue, y menos mal, porque de eso como y pago mi bendita hipoteca. Si, yo conseguí encontrar piso, pero ahora estoy pillado por los ... durante veintitantos años.

Maki dijo...

Totalmente de acuerdo contigo.... creo q de las pocas series que veía españolas ultimamente era Aída y pq me partía con Paco león, ahora ni la pasan....

Pero me encanta el dortor house... la nueva de numbers no la vi, pero creo q mi madre la tiene grabada...

Pero el doctor house.... me mola ese hombre... tiene un punto muyyyy interesante... y tambien me gusta la serie, aunque el prota del CSI las vegas (q veo de vez en cuando) diga q lan copiado en el aspecto de las imagenes del cuerpo por dentro...

Yo no veo la tele, pq sea intelectual ni nada, sino pq nunca estoy en casa... si estuviera en casa a horas que no son para dormir, taria to el día enganchada :-)

Saludos