miércoles, junio 27, 2007

FANTASMAS Y DAÑITO

- Sección: RECOMENDADOS


- PORTADA DEL LIBRO COMENTADO Y FOTO DEL AUTOR QUE, CON ESTA PINTA DE "HIJO SECRETO DE NORMAN BATES Y UN ESTUDIANTE SOSO DE BIOLOGÍA MOLECULAR", PARECE HASTA SERLO -

"¿Tú crees que yo dejaría que alguien me hiciera esto? - dejó de reírse y dijo - Me lo he hecho yo misma"
(Chuck Palahniuk, de "Fantasmas")


Por si no os suena de nada este señor, que será lo más posible, os diré que es el autor de "El club de la lucha" entre otras novelas. Está considerado uno de los escritores contemporáneos más incisivos y provocadores junto con Douglas Coupland (que me da por saquillo a mí este individuo, oiga, que lástima gastar el dinero en un libro suyo) Bret Easton Ellis (que después de "American Psycho" y "Las leyes de la atracción" no hizo nada que me resultara interesante, sino que ha ido repitiéndose y cerrándose a las paranoias de los pijos que oscilan entre la cocaína y el litio pasando por el alcohol y todo tipo de flipadas) o Johnnatan Safran Foer (y ese pedazo de "Todo está iluminado" con una originalidad y una frescura narrativas que son para que la mandíbula inferior se descuelgue del asombro que produce) y bla bla bla bla... Pero como no soy una erudita de la literatura norteamericana (ni de la de Bollullos de la Mitación ni de ninguna, conste) pues digo lo que me parece.
Desde luego no es apto para todas las sensibilidades, hay que estar, digamos que un poco hervido para que este buen hombre te cuaje del todo. O lo mismo hay que estar quemado y no me he dado cuenta, pero en cualquier caso, leerle es como recibir patadas en la cara con unas botas de puntera metálica. Que no se anda con paños calientes, que no es que sea nihilista, es que es "destroyer" en estado puro (y duro, sobre todo duro), pero lo más curioso del tema es que hay cosas, palabras, párrafos, descripciones, angustias y sentimientos con los que cualquiera, por lejano que se considere a lo que se narra, se puede identificar. Y eso acojona y desconcierta. Como poco.
Me leí "Diario, una novela" y aunque me impactó, no llegó al extremo que ha llegado "Fantasmas".
La crítica (los que entienden de literatura, no yo) describen el libro como una reiteración de ideas que ya había escrito (Antonio Gala si que se repite y nadie le dice nada) pero a mí, personalmente, me ha impactado.

Los fantasmas que aparecen en este libro son los de una serie de personajes [escritores] que se encierran voluntariamente en un teatro durante 3 meses para escribir su obra maestra. El encierro, en principio voluntario, se va convirtiendo en un secuestro y una lucha descarnada por la supervivencia a costa de los otros y por la permanencia fuera del teatro, por ser más que los demás cuando salgan y tener una historia mejor que la de los otros, aunque sea a costa de dañar a otros, autolesionarse, matar, mentir, mortificarse, sufrir, etc.
Visto así, puede parecer que lo que cuenta se presta poco a la identificación por parte del lector, pero la cosa es tan dura y tan descarnada que te vas dando cuenta de que realmente nos estamos convirtiendo en monstruos, que cosificamos a las personas y personificamos a las cosas, que nos usamos y nos resignamos en ocasiones a ser usados y, que el dolor es algo tan arraigado en nostros que no nos produce, en la mayor parte de las ocasiones, ni siquiera compasión por el otro o por nosotros mismos.
Una especie de "esto es en lo que nos estamso convirtiendo, señores del siglo XXI", sin moralejas, moralinas ni ningún tipo de consuelo posible.
Ya digo que no es para todas las sensibilidades, pero si sois lectores intrépidos, os lo recomiendo para escapar de cursilerías y ñoñeces variadas que merodean en las librerías de cara al verano.
Dicho queda.

Y para que ustedes se documenten e ilustren, su pagína web oficial (en inglés) y la referencia a este señor el la wikipedia (en español):

http://www.chuckpalahniuk.net/
http://es.wikipedia.org/wiki/Chuck_Palahniuk

2 comentarios:

NEMESIS dijo...

Pues no, no me suena nada este hombre. El único "FANTASMAS" que he leído es el de Dean R.Koontz, que para mí resultó de impresión. No lo solté hasta que acabé (de madrugada). Debo haberme leído unos mil libros en la vida, voy a ver si añado a este.

Sade dijo...

Después de leerte, me he ido corriendo a comprarlo, me lo llevo en la maleta para leer en la playa, ya te contaré.
Besos.