viernes, abril 13, 2007

EL QUE BUSCA, ENCUENTRA... (III)

- Sección: ME & MYSELF


Como hace tiempo que no comento este tipo de cosas, hoy, por ser viernes (y porque es mi blog y me da la gana, hombre, que hay que justificarse siempre), voy a hacer un repaso de los diferentes tipo de zumbados y otras especies que tropiezan por mi blog.
La gente no deja de sorprenderme, y eso comienza a ser difícil, pero sí, se superan.
Si ya sospechaba yo que corazones fustigados y autofustigados vagaban, como almas en pena, por estos mundos virtuales de Dios, ahora ya no me cabe la menor duda de que los más fustigados son los que llegan a mi blog, ¿por qué?, pues no lo sé, pero desde luego esto no deja lugar a confusión:


Pues si realmente le da lo mismo, que se eche, hombre, siéntase libre y muera en su rincón, que nadie desde el otro lado de su buscador le va a incordiar. Es más, incluso sus problemas económicos tendrán por fin solución, como asegura el siguiente internauta:


Evidentemente se acaban las deudas, el reuma, las borracheras, el dolor de muelas... se acaba todo, lo bueno y lo malo.
Estamos de lo nuestro, y hasta de lo del vecino de al lado. Y ahora me siento culpable por criticar a un pobre ser desesperado que busca ayuda a su desesperación en Internet... si al final yo tampoco ando muy fina.
Y debe por eso que los yonkis más recalcitrantes (que, incluso, roban las drogas a los pobres ancianos indefensos, y hacen apología del fraude a la Inseguridad Social), también vienen a parar a este puerto en el que, entre los desesperados y los drogatas, me dan ganas de poner un metabús...


... o fundar una secta de drogadictos místicos e iluminados (o será que el pollo que busca lo que viene a continuación tenía aún resaca de la Semana Santa y el olor a cirios e incienso)...


... o poner un quiosco de prensa para vender coleccionables por fascículos o la cruz de Cleopatra o el reloj del Real Madrid o del Bollullos F.C...


Aunque, lo cierto es que no sólo somos consumistas de objetos absurdos, que lo somos, sino que, como ni nos morimos, ni se nos acaban las deudas, cuando tenemos grandes necesidades de esas vitales, hemos de recurrir al "do it yourself" porque ya no tenemos liquidez. Claro, es que al precio que está la crema de baba de caracol, mejor si uno mismo cría los caracoles en sus tiestos de la terraza y va recogiendo diariamente las babas que estos producen. Una imagen muy bucólica y pastoril que, sin duda, debió figurarse quién sigue a continuación:


Y no solamente buscan informaciónm para hacer granjas de caracoles y laboratorios clandestinos de síntesis de babas, no, la gente anda tan mal de dinero que busca métodos para poder construirse en su propia casa los objetos más insólitos, ¿para qué? ¿van a volver a emitir en alguna cadena televisiva un programa de estos absurdos sobre inentos innecesarios? ¿alguien sabe si hay bandas urbanas de moteros incendiarios que necesiten aprovisionarse del lanza llama?. Inquietante cuestión. Y no sólo por la cuestión en sí, sino porque la fabricasion cacera debe ser una modalidad de la fabricación casera pero más agreste, con materias primas menos elaboradas, digo yo, ¿no?


Y, para terminar, una de esas preguntas que uno siempre quiso saber pero nunca se atrevió a formular porque, desde luego, es un tema de gran incidencia sanitaria-genital... o vaya usted a saber qué. Otra inquietante cuestión.


Anda, pues no tengo ni idea, porque no soy célibe, pero, por si acaso, y tomándome la libertad de actuar como consejera sanitaria, olviden el celibato y tengan ustedes un fin de semana sano para su próstata, incluso si no tenéis próstata, que el celibato nunca trae nada bueno, os lo digo yo.

Y como se me ha ido totalmente la olla, con este repaso a mis zumbados visitantes, me despido hasta la semana que viene porque el fin de semana estaré de campaña preventiva contra los problemas prostáticos... el blog de Grace te enseña, el blog de Grace entretiene... vale, sí, es que le he robado las pastillas a un abuelo y...



3 comentarios:

Kotinussa dijo...

La verdad es que cuando lees los pirados que se asoman por aquí da como miedo, no vaya a ser que ahora mismo haya alguno y te contagie algo. Es lógico que con el título del blog lleguen despistados unos cuantos desesperados de la vida, pero el del lanzallamas y otros elementos es un misterio.

wiggy dijo...

Es impresionante lo que busca la gente por internet...

Su dijo...

Pobre abuelo, seguro que sin sus pastillas no le queda otra que echarse a morir en un rincón, u otro, o donde sea...