martes, octubre 24, 2006

TWO OUT OF THREE...

- Sección: RECOMENDADOS / ALTA INFIDELIDAD (NUEVA SECCIÓN)




- IMAGENES DE LA PORTADA DEL DISCO Y DE SU INTÉRPRETE EN PLENO ÉXTASIS INTERPRETATIVO (VÁLGAME LA REDUNDANCIA) -


Se me ha courrido empezar una serie de posts monográficos sobre las canciones y películas de mi vida, que por supuesto, pueden ser de la vida de todo el mundo. Sobre todo porque hay muchas escenas, estrofas, melodías, imágenes, frases que me han impresionado y me han dejado su huella en mayor o menor medida y hacer un sólo post de "lo que me gusta en el cine" o "lo que te cantaría si te tuviera a mi lado" no me daría ni para empezar (uy, qué romántico me ha quedado, pero canto mal, otra cosa es como bese, que de todos es sabido que.... pero no me quiero ir del tema).
Así que hoy, viendo de fondo la lluvia y el día gris, y con el ánimo un poco de "aquella manera" voy a inaugurar la serie con una canción de esas de desamor desgarrado.
El tema en cuestión es "Two out of three ain't bad" compuesto por un tal Jim Steinman en 1977 dentro del disco "Bat out of hell" cantado por el señor Meat Loaf, que además era colega de la vega del señor anteriormente mencionado Jim Steinman, porque si no, de qué le iba a componer un disco, hombre. Pues eso. Para quien no lo sepa, Meat Loaf, además de cantar y hacerse muy famoso en los 70 con "The Rocky horror show", es el gordito que abraza a Edward Norton en el grupod e terapia de cancer de próstata en la película "El club de la lucha".
La canción es visual y desgarradora a más no poder y va narrando como a un pobre señor, una mala mujer le deja en una tormentosa noche y le rompe el corazón, y como para para eso tenemos música pop y adolescencia dramática, para contarlo y que otros lloren y se sientan identificados, pues la cosa, cantada, la verdad, queda muy conseguida.
Y yo, que soy solidaria, he llorado a moco tendido en mis rupturas escuchando esta canción, porque es para eso, para llorar, para sentirse como un calcetín vuelto del revés y tirado por el suelo.
El pobre hombre, durante la canción, pierde hasta la voz de gritar, de suplicarle, de decirle, pero ella, que no, que me piro, vampiro y además, en una noche tormentosa para que sea aún más chungo, y el otro se queda tan destrozado que llora hielo en lugar de lágrimas,que hay que estar jodido para llegar a ese punto. Y se tocan todos los tópicos del desamor y de la adolescencia (y no tan adolescencia) tormentosa y apasionada, como que tu quieres algo de mi que no te puedo dar, que por mucho que hablemos no llegamos a ninguna parte, que sólo te he querido a tí de esta manera y que mi vida, aunque esté aquí cantando tan fresco, se queda en los huesos en el mismo moneto en que tú sales por la puerta.
Y es un tema universal y muy trillado, el desamor, el vacío del desamor. Pero también es hermoso vivir las cosas con el sentimiento suficiente como para que te dejen el alma en pelota y una canción te lo explique. Si tenéis ocasión de escucharla, no os la perdáis.
Y, como en las antiguas emisoras de radio, esta canción va con dedicatoria: a la primera persona que me hizo sentir como si mi mundo acabase en el quicio de la puerta que yo atravesé una noche de tormenta, porque cada vez que escucho esta canción recuerdo el preciso momento en que eso ocurrió.


Baby we can talk all night
But that aint getting us nowhere
I told you everything I possibly can
Theres nothing left inside of here
And maybe you can cry all night
But thatll never change the way that I feel
The snow is really piling up outside
I wish you wouldnt make me leave here...

6 comentarios:

Oren dijo...

No tenía ni idea de que Meat Loaf salía en el club de la lucha (una película genial, que he visto montones de veces).

Por cierto, me he cambiado de traje en la blogosfera, aunque aun sigo en la Fortaleza.

Juliiiii dijo...

Damos la bienvenida a esta nueva sección. No tengo ni idea del grupo que comentas, no había oído hablar de él, pero la cosa es trágica, ¿no? La canción, digo...

Anónimo dijo...

A mí me encanta esa canción, pero fíjate, como está en inglés, nunca había prestado atención a la letra.
Por otro lado, hay que ver el poder evocador que tiene la música, es capaz de hacernos revivir momentos remotos con sólo unos acordes...

Boneca do gelo dijo...

Ufff, Meat Loaf, ¡ya lo había olvidado!, en cambio, ¡cuántas veces lo había escuchado!. A mi, como zero neuronas, al estar en inglés nunca había reparado en la letra, y eso que esta tiene tela.

jlambrosio dijo...

Este verano, la revista "Q" hizo una lista de los "placeres culpables" y el Bat Out.. salió número uno. Puede que mucho enteraillo lo mire por encima del hombro, que ya tenga casi treinta años, que sus protagonistas (salvo el productor, cada año más imaginativo) hayan perdido fuelle (¿alguien se acuerda de Meat Loaf conduciendo el autobús de las Spice Girls en "Spiceworld"?), pero el disco sigue sin haber sido superado. Bueno, y ya casi van por la tercera parte...

ExTrA dijo...

Pos a mí la que me gusta de este payo ranyer de las ondas es "I would do anything for love"...

Que también tiene tela del telar, y la recomiendo encarecidamente, pero p'a escuchala armaito de pasiensia, que son 13 min de canción... sí, 13, uno detrás de otro...

Ale, por la sombra...