jueves, octubre 12, 2006

I LOVE TO LOVE

- Sección: MATTERS OF... THE HEART?

- POST SIN IMÁGENES -

" con ella descubrí que hay amores eternos
que duran lo que dura un corto invierno"
(J. Sabina)

... O mucho menos, porque hasta a Sabina le han durado más los amores eternos que a mí. Y es que, no sé si será algo extendido, pero yo he vivido eso que voy a llamar "amores exprés", es decir, relaciones vistas y no vistas que pasan por tu vida como una moto y no te dejan ni frío ni calor sino cara de haber esnifado pegamento; y, además de contarlo, le voy a dedicar este post a Su, como respuesta a un comentario que me ha hecho en mi blog "con candao".
Pues sí, parezco muy conservadora y muy buena niña, pero tengo mis cositas, oigan, que nadie somos santos y mejor que no lo seamos.
Mi primer amor exprés y también primer hombre que me pidió en matrimonio (ha habido más, yo no sé que ven en mí), se remonta a una noche en la discoteca "TITANIC" (Ahora "Kapital") cuando yo tenía 17 añitos. Tras la ruptura con aquel chaval del insituto del que pasé como de los peces de colores y que tenía un amigo con ojos de animal salvaje que me gustaban más que él mismo (el cabrero famoso), como cualquier adolescente, yo seguía mi vida con mis amigos y mis noches que acababan a las 11. Porque entonces, por muchos 17 años que tuvieras, tenías que estar a las 11 en casa y arañar minutos o intervalos de media hora extra al tiempo que me daban mis padres para el ocio costaba tanto que, al final, ni siquiera merecía la pena tanto esfuerzo.
Como iba diciendo, una noche en Titanic ví a un tío en la barra que me recordaba al actor Jorge Sanz (al actor Jorge Sanz en 1989, no ahora) y, con voz de Vito Corleone, le dije a mi amiga "ese moreno será mío antes de que den las 10". Juro que es cierto, lo dije por decir algo, por reirnos, por tener una coña esa tarde, pero lo cierto es que llegué a la barra y, como las camareras no me hacían ni caso, le pregunté muy educadamente si podía él, que estaba siendo atendido, pedir las copas de mi amiga y mías, (previo pago de lo que costaban, claro). El chico, muy cortés, pidió nuestras copas, no me aceptó el dinero y, omito cuentos de presentaciones y tal, a la media hora estábamos besándonos en algúna de las plantas de la discoteca. A la semana me presentó a su madre, a las dos semanas me puso un anillo de oro en la mano y me dijo que quería comprometerse conmigo. A las tres semanas le dejé en mitad de una curiosa escena entre él, yo... y un taxista que me llevaba a casa. Y es que, tras explicarle que aquella relación me superaba y que no quería continuarla, me despedí con la manita y me metí en un taxi, pero él entró pro la otra puerta, el taxista arrancó y, durante el trayecto se echó a llorar (el chico, no el taxista) y a decirle al taxista que me convenciera de que no le dejara. Os prometo que esto es cierto. Es más, mi madre se estuvo dos años acordando de la batallita y cachondeándose de mí. Cada vez que me echaba un noviete nuevo me decía "no le dejes nunca en una parada de taxis, ya lo sabes". Así que en tres semanas me conoció, se enamoró, se comprometió conmigo y yo le rechacé y le rompí el corazón. O eso dijo él.
Lo que siempre me pregunto sobre este tipo de personas (y de reacciones y de relaciones) es si para ellos es real, si pueden sentir todas esas cosas en tan poco tiempo. Me lo pregunto porque yo nunca he sido capaz de enamorarme o de hacer que me enamoro así, tan de repente y con tanto ímpetu, tendré una nevera alemana en lugar de un corazón, pero mis sentimientos se forjan con tiempo. Aunque claro, hay que decir que con lo bien que beso es normal causar estas reacciones...
Mi segunda relación exprés fue con un compañero de trabajo hace unos años. Tengo que explicar que siempre he sido la chica que se comporta como un chico, me refiero a que no soy femenina en el sentido de que no juego a la seducción como muchas personas que juegan a ello como parte de su personalidad, inconscientemente, no sé si me explico, de hecho el llevar la connotación sexual por delante de la laboral me toca mucho los cojones (uy perdón), lo que quiero decir es que no me gusta el tonteo gratuito e indiscriminado. No sé si me he explicado, pero da igual, si entendéis eso, entenderéis que no iba buscando ni baboseando a nadie en mi trabajo, cuando apareció un buen señor que, tal cual lo digo, se enamoró de mi voz. Sí, porque no nos conocíamos de nada, y tampoco le decía cosas especialemtne bonitas o agradables, más allá del trato cordial, pero tenía que llamarle dos y tres veces a diario porque él era el técnico de hardware proveedor de mi empresa y yo me dedicaba al software. Así que un día, estando yo tan tranquila en el trabajo, me llegó un ramo de flores enorme por mensajero y me quedé (de nuevo) como el que esnifa pegamento. Lo siento si me cargo hasta el Tenorio, pero lo primero que dije fue "¿y esto? ¿he ganado la vuelta ciclista o qué?". Al acabar la jornada, él estaba esperándome en la puerta, nos conocimos fisicamente y nos enrollamos. Duramos 8 días, 8 días en total, de los cuales nos vimos 4, pero no podía aguantar tanta insisitencia, también quería presentarme a sus padres y se presentó en casa de los míos. Así que le dije que no quería seguir con eso. Debía habérmelo visto venir, porque el mismo día que le dije que no quería seguir con él, se tomó las cosas a sangre y a fuego, cogió el berrinche más grande que le he visto coger a un ser humano mayor de 5 años, y al día siguiente me dijeron que se había dado de baja por depresión. Lo que digo, yo beso muy bien y eso les deja una marca indeleble en el corazón. O eso, o es que sólo ligo con colgados de la vida con síndrome "casateconmigoomeechoallorar". No debí haber aceptado sus flores ni haberme enrollado con él, acepto que no obré con lucidez y que hice las cosas por hacerlas, por tener un rollete sin más, pero... su reacción fue excesiva. Después me contaron que se comportaba de manera extraña y no me cupo la menor duda: estaba muy perjudicado, pero perjudicado patológicamente de verdad, o sufría trastorno bipolar o algo así. Eh, que eso no quita que yo bese muy bien.
El siguiente, aunque se fraguó internauticamente durante un 3 meses (3 meses sin vernos, ojo) cuando llegó la hora de vernos fue como una traca de pólvora: mucho ruido y al final humo y olor a quemado. Con decir que salí de su hotel a la mañana siguiente a haber entrado, lo digo todo. Pero no quise saber nada más de él. Fue muy curioso, porque todo lo que había pensado que podía sentir con él a través del MSN, se fue al garete con el contacto físico y ha sido la única persona con la que he tenido sexo sin sentir ni simpatía, porque llegó un momento en que me empezó a caer mal. Y me fui. Hice mi experimento y salí escaldada o más bien desconcertada. No esperaba el gran romance, pero que en unas horas se desmorone una pequeña ilusión que has mantenido durante meses, da por saco. Y que, además, él se enamore de tí como un corderillo que trisca en la pradera y seas tú la bruja mala que le dice "mira, anoche no estuvo mal, pero se queda ahí, lo siento", no sé, te hace cuestionarte hasta si eres humana o si tienes pilas y código de barras en la nuca. A este le besé bien técnicamente, pero con tanta pasión y sentimiento como besaría a mi dentista tras una endodoncia. me estuvo llamando 2 meses enteros. No cogí ninguna llamada y cambié de móvil. Ya véis que no soy precisamente una "Ursulina", pero tampoco creo que engañe a nadie.
Y a mi último amor exprés no tuve ni que besarle, sólo con la letra comic sans en negrita y tamaño 10 le dejé tan epatado que en 4 días de conversación por MSN tuvimos todo lo que se puede tener en una relación, risa, curiosidad, emoción, ternura, reproches y ruptura. Y es que a medida que avanzamos en el tiempo también avanzamos en la velocidad con la que queremos las cosas. Sin embargo, yo ni siquiera me inmuté ante tanta retórica epistolar y tanta palabra fácil. Lo msimo cometí un error, pero... no me impresiona la letra en una pantalla.
De todo esto, saco en claro que muchas veces no queremos a los otros, sino que tenemos una necesidad tremenda de creer que queremos a otros. Porque de verdad, no me creo que ninguno de estos señores, cada uno con su cuelgue peculiar (o no), se hayan enamorado de mí, independientemente de que yo bese fantásticamente y escriba en comic sans que es una maravilla. Ni tampoco creo que quisieran embaucarme, sino que precisamente lo desconcertante ha sido la naturalidad y la "realidad" de sus sentimientos no reales.
A lo mejor es que yo sí que soy fría como una nevera alemana, pero de verdad, prefiero las historias un poco más pausadas.
Tal vez no tengo aún a estas alturas ni puñetera idea del amor y me cierro en mis ideas, pero... no concibo la irrealidad como parte de los sentimientos ni tampoco tanta urgencia por hacer que algo sea real.
¿habéis tenido alguna relación de este tipo? ¿me la contáis? ¿qué tal vuestros amores eternos?

13 comentarios:

xarazar dijo...

uy, internet!!! Es el lugar más idoneo para tener amores express.... alguno he tenido y fueron similares a los que cuentas.
Pero me acabo de acordar de cuando tenia 22 años y me fui con unas amigas cinco dias a un pueblo donde se celebran unas famosas fiestas. LA primera noche conocimos a un grupo de italianos y uno de ellos, Michel (que chico mas guapo, moreno, ojos verdes, altisimo), se "enamoro" perdidamente de mi... durante esos dias me dijo lo mucho que me queria y para que me enterase bien me lo decia en español, italiano e ingles... Hasta que el ultimo dia me dijo que me casara con el y que me fuera a vivir cpn el a Vernona.
SALI HUYENDO...porque no me crei nada.
Conclusion: cuando era más joven era mas lista.
Y, por cierto, yo si que beso bien, jejejej

Su dijo...

Me ha ENCANTADO, así, con mayúsculas, este post, que lo sepas. Y no sólo por la dedicatoria. Deberías escribir un libro. :*

Juliiiii dijo...

Me quedo con la frase de creemos que queremos más que querer en sí (dicho con tus palabras, vaya). Yo muchas veces he pensado eso, hasta el punto de quitarle al amor la categoría tan mítica que tiene.

Como te han dicho ya, el post (no sólo este, escribes muy bien y se hace ameno lo que cuentas) ha estado muy bien. Y no creo que seas una nevera alemana; simplemente eres más consciente de lo que haces que muchas personas que se dejan llevar sin pensar en las consecuencias. ¿Frialdad? Ya digo que no, para mí es pragmatismo. Y esos a lo mejor se colgaron por tu culpa o, como dices, de tus besos, jeje.

Y respecto a amores exprés... Me parece que no tengo mucho que contar. Con lo lento que soy yo para estas cosas, jejeje.

Un beso

Anónimo dijo...

A ver, recapitulemos:

Un "amor express" que duró un mes. Y cuando lo dejé, por supuesto pasé a ser una bruja a la que no me importaba destrozarle el corazón.

Un noviazgo típico de 20 meses, más o menos, que también corté yo. Me costó varios años perderlo de vista del todo.

Otro "amor express" que duró lo que tardamos en irnos de viaje, lo que me facilitó el comprobar que era un controlador y un mandón, y que eso no me gustaba nada.

Entre medias si que he tenido bastantes "pretendientes" (como dice mi madre), de esos que se enamoran de ti en una noche. Pero la verdad es que ni uno de ellos me gustaba en absoluto, y no pasaron de ser los típicos pesados que te persiguen hasta que se aburren.

Vamos, que me ganas a lo largo y a lo ancho.

Jim dijo...

Amores express, buen término, la verdad es que he tenido varios, y creo que hasta ahora todos han sido así, con los años pienso que nunca me he enamorado, o veo las cosas de modo diferente, buen post

Besos

byebye

Elvira dijo...

Puede ser que algunas de esas personas sólo les gusta lo que son y como se sienten cuando estan con la otra persona, y terminan enamorándose no de ti (o de mi) sino de lo que son a tu ( o mi) lado, de la comodidad con que se pueden expresar, de lo que somos capaces de sacar de ellos, y por que no?

De los besos.

Un beso (pero normalito) de una que besa muy bien y sabe lo que son los amore express

wiggy dijo...

No sabria decirte... en mis años mas mozos tuve ciertos cuelgues mutuos con chicos a los que no me atrevia a conocer en persona por mas colgada que estuviera. Al unico al que conoci fue a mi ex novio, al que conoci por irc, que me bombardeo con mails empalagosos, que vino a conocerme a traicion al cyber donde estaba y a partir de ese dia me perseguia por las mañanas y por las tardes me escribia contandome que me habia visto y yo a el no, que se habia ido llorando al instituto porque no le saludara y demas lios. Al final salimos durante tres meses en los que echo por tierra todo lo que queria demostrar.
Vaya mierda de exnovio que tengo, de verdad...

LauraConChocolate dijo...

Ay Grace, ¿qué le das dabas? Vale, los besos entre otras cosas, ya lo has dicho :p

Yo siento no poder aportar gran cosa (una, que es joven, jaja) pero es estas cosas me suelen duran bastante tiempo y de exprés, nada. Lo más exprés que recuerdo fue una noche de discoteca cuando era una quinceañera, pero fue simplemente eso, exprés, sin amor ni nada, puaaaj. Vamos, que en mi caso, exprés por un lado sí, y amor por otro también, pero amor y exprés, juntos, nops. No sé si es bueno o malo... :S

¡Un besooo!

Manual de hincamiento en verduras. dijo...

Yo he tenido varios amores digamos pocos dilatados en el tiempo, pero creo que cada uno en su medida aportaron algo en mi vida por pequeño que fuese, de hecho me acuerdo porque algo aportaron, yo no soy como tu besando asi que tristemente no me pidieron en matrimonio y solo una me acoso cuando la deje, tuve que dilatarlo en el timepo y dejarla poco a poco con mucho tacto, yo era mas joven casi pueril y ella lanzadora de peso.

Boneca do gelo dijo...

Tú que me lees a veces, ya sabes que soy experta en amores exprés.

Tampoco acabo de entender la paranoya de algunas personas que se emperran en haberse enamorado locamente en dos días, cuando a mí ni se me ha pasado por la cabeza.

No creo que sea mi forma de besar, ni tan siquiera el bonito color verde de las letras del msn, pero me cuesta creer la pasión que les produzco.

marifris dijo...

Que buena esta entrada!!....no se si reir o llorar. En fin!... a mí tambien me ha pasado alguna cosa como esa. He tenido un novio durante cinco años al que dejé queriendolo muchísimo porque no me dejaba mover sin su autorización. Bueno, ni mover ni respirar ni nada. Despues tuve otra relación larga con otro chico que acabó tan mal tan mal que lo olvidé todo y ya solo me acuerdo del nombre. Despues de esa estuve un año con un chico que me quería muchísimo, pero tenía novia. Despues con otro que me amaba divinamente y eso me tuvo entretenida un tiempo hasta que apareció mi particular nevera alemana (si, existen)y como yo no soy ningún electrodoméstico pues me dejó "porque yo buscaba otra cosa". Despues de esto, y sin ganas de estar con nadie más, me enrolé en una aventura internetera con un chico que es un sol, pero que no...que no puede ser. Luego vino el actor de teatro, bohemio él y muy buen amante, tan conocedor del mundo femenino que casi asustaba. Pero entre viaje y viaje de él a Italia, me encontré al dibujante que degusto en este momento de mi vida.
Y hasta que dure!
:-*

gatafunho dijo...

La comic sans debería estar prohibida.

Lo de tus besos ya es otra cosa. No puedo comentarlo de primera mano, pero parecen funcionar.

http://bancomicsans.com/

ExTrA dijo...

Y una polla como una olla!!!

Y una pilila como una pila!!!

Yo no te cuento un carajo con papas fritas (o a lo pobre, lo que tú quieras reina) mientras no te tenga a la distancia de dos cafeses.

Y ara vas y lo cajcasssss!!!!!