lunes, septiembre 11, 2006

GALERÍA DEL COLECCIONISTA PRESENTA...

- Sección: ME & MYSELF

- POST SIN FOTOS -


Iba yo por la calle tranquilamente pensando en la reproducción por esporas del hongo de secano, cuando em ha llamado la atención desde un quiosco una colección de esas que empiezan en este mes, dedicada a los (agárrate a la silla) bomberos del mundo, que se llama así, literalmente "Bomberos del mundo".
Dicho así, parece un llamamiento sindical internacional dirigido a esos musculosso profesionales de la manguera que tanto morbo despiertan, y que, además (esto sí es en serio) realizan a mi entender uno de los servicios públicos más admirables, porque se arriesgan los chicos, todo hay que decirlo.
Pero no, la colección consite en un fascículo (explicativo, digo yo) y un muñequito de plomo (o de hierro, o de mader, ani idea, no lso he palpado) con uniforme de bombero. Imagino que cada semana será de una diferente nacionalidad, porque si no, lo de "del mundo" no tendría sentido, pero se me ocurre que podrían ser bomberos de carne y hueso de diferentes nacionalidades, que seguro que muchas y muchos los coleccionábamos a todos, o al menos a unos cuantos (no quiero ni imaginarme al bombero holandés, ay), y el pimpollo, que no es bombero sino contable, me perdone...
Y como una cosa lleva a la otra, me he acordado de que, en cierta época de mi vida, conocí a un individuo que coleccionaba todo este tipo de ... (no quiero ofender a coleccionistas) gilipolleces, sí, lo considero así.
No visitaba a ningún psicólogo, y el buen señor se creía y autodefinía (palabras textuales) como un sibarita del coleccionismo (tendrá ahora sus 32 años o así, cuando lo conocí tenía 25) y además de ser un pedorro pedante de esos que habla con polisílabos y en voz pasiva y te dice cosas como "el pan ha de ser comprado", te enseñaba sus maravillosas colecciones de (ojo, que tiene telita), dedales pintados a mano, minerales, insectos disecados, alfileres (sí, alfileres, daba hasta miedo, siempre pensé que un día sacaría el muñeco de vudú...), muñecas "Barriguitas" vestidas de diferentes etnias... y seguro que tenía más, pero no recuerdo.
No sé si sería por el coleccionism o por las vitrinas pequeñitas con estupideces inservibles, pero el tío este y su casa daban escalofríos. Me lo imaginaba en noches de lluvia espiando a sus vecinos y masturbándose con un dedal pintado a mano musitando con voz chirriante "mata a la zorra, siiii, siiiii, tus dedales son muy buenos para ella, no los mereceeeeee, matalaaaa" mientras las pobres muñecas "barriguitas" contemplaban la escena desde su vitrina, encerradas en sus trajes de esquimal, zulú, apache, etc...
En ocasiones me da la impresión de que la publicidad, los productos destinados al ocio o al consumo de "no necesidad" son alienantes, no sé si me explico, no valen para nada, no son útiles ni divertidos, en ocasiones ni siquiera estéticos y no dan más satisfacción que el hecho de respondr a los impulsos consumistas primarios, es decir, al "me lo compro por comprarlo y lo dejo por ahí, pero mientras compro lleno un vacío", y cuestan una pasta a la larga....
Vale, sé que todos en algún momento de nuestra vida hemos coleccionado algo, pero una cosa son las cosas que coleccionas desde tu propia iniciativa (postales de ciudades, chapas con lemas.... aunque sean entradas de cine usadas o cualquier tontería. Pero otra cosa son las colecciones que, cada mes de septiembre y cada enero, desde los quioscos (y desde la televisión, claro) nos intentan vender como si fueran algo maravilloso, exclusivo y sólo para unos pocos. A lo mejor es eso en realidad lo que venden, no los objetos en sí, sino el hecho de pertenenecer a una "selecta minoría" que atesora esos objetos.... Ojo, no tengo precisamente vida de "Amish" y soy consumista en cierto modo, si no, la hipoteca que tengo en el banco, me diga alguien de dónde ha salido sino del intento de cubrir una necesidad de consumo y satisfacer una idea de vida independiente y autónoma. Pero volviendo al tema, esto de las colecciones, de puro absurdo me parece escesivo, en fin...
Yo, de verdad, me quedo con los bomberos, pero de carne y hueso... uf, y sí, del mundo, que los bomberos de cualquier nacionalidad están pero que muy bien.

Feliz lunes a todos (que casi está acabando ya).

6 comentarios:

Juliiiii dijo...

¿Habrá quien coleccione por ejemplo esto de los bomberos? (no bomberos, como tú bien has puntualizado, que supongo que a más de una -y de uno- no le importaría coleccionarlos). Yo desde que era pequeño y coleccionaba cromos (para pegarlos en el álbum) no me ha dado por coleccionar. Soy de los que acaban tirando la 'mierda' que me ocupa espacio, así que chismitos pequeños, no gracias (hay que dejarlos crecer... en otra parte).

Un beso

xarazar dijo...

Tienes razón, tengo un par de amigos bomberos y están pero que muy requetebien.
Pero yo no los coleciono.

Kotinussa dijo...

Tengo la sospecha de que ninguna de esas colecciones llega a completarse. La gente se aburre antes de llegar al final, y como en las editoriales lo saben, realmente no tienen previsto llegar hasta el final.

Esa es mi teoría.

Extraño dijo...

yo siempre he pensado que no existen más allá del fascículo tres o como mucho cuatro, porque, ¿alguien ha visto esas colecciones más adelante de septiembre? ¿Conoce a alguien que las haya acabado alguna vez?
...
Oye, es mi primera visita a tu blog y me ha gustado mucho, me has hecho reir un montón...
un saludo!

Zero Neuronas dijo...

Uno de mis hermanos compró hace años un piso. El dueño anterior dejó allí todas sus colecciones. Y la verdad es que daba miedo, era como entrar en la casa del psicópata de Seven: broches de Semana Santa, escudos de fútbol, reproducciones de esto y de lo de más allá... La mayoría eran colecciones de las que se empiezan con los periódicos, y ¡estaban todas completas! A mí me da que estas colecciones se hacen más por el mero hecho de coleccionar y tener algún aliciente para esperar a la próxima semana, que por la colección en sí. Es una manera de llenar una especie de vacío. Si no, no me lo explico. (Por cierto, genial la secuencia sobre este tema en Crimen Ferpecto de Álex de la Iglesia).

Boneca do gelo dijo...

Es verdad lo que cuentas y la machaconería de la publicidad para iniciar estas colecciones, que luego no sabes donde meter y que quedán cutres total en sus vitrinitas.

Si sabes donde venden las de los bomberos de carne y hueso me das un toque, que a ésta si que me apunto.